fbpx
BE HBL | Clima Astrológico del 1 al 15 de junio
11455
post-template-default,single,single-post,postid-11455,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,columns-3,qode-product-single-wide-gallery,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Clima Astrológico del 1 al 15 de junio

¡Comparte este artículo con tus amigos!

Junio nos recibe con grandes motivaciones y ese llamado a cultivar el amor incondicional y universal que necesitas para sentirte más feliz, con mayor seguridad y satisfacción de logro por lo que tienes y por lo que ha de venir.

¿Suena maravilloso? En realidad, lo es, porque cada cierto tiempo necesitamos esa campanada que nos despierte y nos reanime.

Es ese timbre interno que no puedes evadir y que está dentro de nuestras cabezas y nuestro corazón. Aquel llamado que de repente nos hace poner los pies sobre la tierra para que no se nos olvide que no estamos solos en esos momentos de desasosiego.

Así que aprovecha este primer tramo de junio para abrir tus oídos a ese sonido que te llevará directamente a reconectarte con esa fuente infinita de donde puedes nutrirte para evolucionar y ser feliz.

¿Apegos necesarios?

Las últimas dos semanas de junio serán particularmente vibrantes en lo que respecta a las emociones en absoluta tensión. Esto debido al inicio de la retrogradación de Neptuno en Piscis, lo cual ocurrirá el 21 de junio de la mano con la entrada del Sol en el signo Cáncer ese mismo día.

Neptuno está asociado con el amor incondicional y universal, que junto con el tránsito planetario de Sol en Cáncer nos lleva a pensar y ocuparnos más de la familia, desde sus raíces más profundas. Es lo que llamamos “apegos de sangre”, es decir, nuestras raíces, el reconocimiento a nuestros antecesores, a la pertenencia a un clan familiar.

Así que aprovecha el primer tramo del mes, entre el 1 al 15 de junio, para prepararte y agradecer esa herencia y apego familiar. Que fue “bueno” o “malo”, no importa. Eso sí, no te quedes pegada a la toxicidad si tu herencia dejó mucho que desear. Recuerda, agradece y suelta.

Enfócate en esa revisión interna y en agradecer tu pasado, porque te ha hecho quién eres ahora. Un ser único y especial.

Tiempo de crecer

¿Buscas ideas para comenzar una nueva etapa en tu vida? La Luna nueva en Géminis del 3 de junio será propicia para favorecer tu crecimiento profesional si ya estás trabajando, o tu capacitación educativa si eres estudiante.

Es el tiempo perfecto para inscribirte en cursos de corta duración que te permitan iniciar rápidamente nuevos proyectos, ampliar tu círculo de amigos y colegas y marcar el timón hacia otras aguas.
La idea es que te proveas de herramientas que puedas comenzar a aplicar de una vez, sin demoras ni cortapisas. No tienes tiempo que perder.

Esta Luna nueva tiene este poder de brindarte el impulso necesario para poner en acción tu pensamiento. Solo mira dentro de ti, analiza y empieza a trabajar en tus metas.

Efecto explosivo

¿Qué sucede si sigues este impulso a ciegas? Con Venus ingresando a Géminis el 8 de junio podrías sentirte particularmente enfocada hacia este cultivo intelectual y una mayor energía hacia lo social, la curiosidad, a explorar tu creatividad y a sentirte más atractiva y persuasiva para convencer a otros a que te sigan. Pero cuidado, no exageres porque podría generarte cierta adicción al trabajo y al logro arrollador de tus objetivos a toda costa. Incluso, llevándote a la orilla contraria, la del aislamiento social porque nadie seguirá tu ritmo. Aprovecha a Vesta que ingresa a Tauro el 9 de junio para conectarte con las virtudes de tu espíritu, con tu creatividad artística y con tu ingenio práctico. No sigas utopías, mide bien el terreno antes de lanzarte a nuevos proyectos.